martes, 26 de enero de 2010

El Depósito votivo de Cerro do Castelo, Garvão

Garvão es una freguesia portuguesa del concelho de Ourique, allí encontramos este sorprendete depósito vótivo del siglo III a. C. de la antigua Lusitania, muy cerca de la tierra de los cynetes.
















En las cercanías del depósito votivo, con la sierra de Caldeirão de fondo, Garvão

Un depósito votivo de la II Edad del Hierro, también de granimportancia, es el publicado por C. de Melo Beirao y otros. Fue hallado en el Cerro de Castelo de Garvao, próximo a Ourique en el Baixo Alentejo (Portugal). El depósito votivo es una fosa artificial de forma ovalada. La base de la fosa estaba revestida con lajas de esquisto. En el lado norte había una pequeña caja formada por lajas de piedra que contenía un cráneo humano con indicios de trepanación. Quizá, en opinión de los autores que han realizado la excavación, se trata de un cráneo de fundación y de sacralización del depósito, colocado antes que los objetos votivos.El depósito contenía abundantes huesos de animales (Bos y Sus) y muchos fragmentos de vasos de cerámica rotos y pisados intencionadamente. Sobre este estrato se depositaron grandes vasos de boca alargada, cubierto por otros recipientes de menores dimensiones. Los espacios intermedios entre los grandes vasos fueron rellenados con recipientes menores fabricados a mano o a tomo. En los bordes se hallaron recipientes aislados apilados sin ningún contenido; rara vez contienen pequeños objetos de cerámica, oro, plata, coralina o bronce. Cubría estas ofrendas otro estrato con recipientes de mediano y pequeño tamaño en grannúmero y mezclados con tierra y cuarzo. Se trata, como muy bien vieron los excavadores, de una favissa o bot/zros fechado en el siglo III a. C. Dichos autores piensan acertadamente que los recipientes contendrían fruta, cerales, vino, aceite u otros líquidos destinados a las libaciones y los vasos de pequeñas dimensiones (como las tazas, los platos y los quemaperfumes) contendrían otras ofrendas más pequeñas como placas votivas de oro y plata, fíbulas o fusayolas. Parte del ritual consistía en romper los vasos contra el suelo. Los quemaperftxmes indican que en el ritual se quemaban hierbasolorosas, como pone de manifiesto el número relativamente abundante de thyrniateria hallados en Espata y Portugal, algunos de ellos recogidos en santuarios ibéricos. Una característica de este santuario es el gran número de placas oculadas que indican -como ya se ha dicho- la existencia de una deidad que flivorecía la vista. Un aspergillus probablemente era usado en las ceremonias religiosas en las que algún liquido formaba parte de las mismas. También es interesante mencionar la existencia de una figurilla femenina de estilo púnico. Muchos recipientes de este depósito nos llevan al mundo mediterráneo, a la Andalucía occidental, a las culturas de la Meseta y, más raramente, a la costa levantina.
(J. M. Blázquez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica