martes, 20 de abril de 2010

Cueva de los Siete Altares y las Hoces del Río Duratón

Hoy nos acercamos a un paraje de soberbio paisaje. Justo en la Meseta, no mucho más al norte del Sistema Central, el río Duratón, a modo de cuchilla, ha creado unos cortados que pueden llegar alcanzar en algunos puntos los cien metros de altura. El sosiego de este solitario lugar atrajo la atención de antiguos moradores prehistóricos, de eremitas altomedievales y del buitre leonado, animal emblema de este Parque Natural. La Cueva de los Siete Altares, donde se hallaron hachas pulimentadas del Neolítico, fue un templo rupestre en época visigoda y en yacimientos, como el de El Solapo del Águila, existen pinturas rupestres datadas en la Edad del Bronce.
















Considerada como el primer templo cristiano de la provincia, es, por su significación y vestigios de lejanas civilizaciones, la más interesante sin duda de cuantas se abren a lo largo de la angostura que, curso alto o bajo del río, se muestra propicia para el deleitoso caminar. El caso de la Cueva de los Siete Altares, que los ermitaños de época visigoda modificaron para el culto religioso, excavando en este pequeño covacho hornacinas que fueron después pintadas y que los investigadores consideran altares, de ahí el nombre por el que se conoce. Existe un camino de acceso hasta la cueva, cuya entrada permanece cerrada por una verja que permite observar el interior.El cañón acoge otros abrigos rocosos con manifestaciones de arte rupestre. Se trata de pinturas postpaleolíticas de significado desconocido y difícilmente observables por la dificultad que entraña el acceso a estos lugares.
(Silberius, celtiberia.net)

El espacio del Parque de las Hoces del río Duratón ha sido ocupado por el hombre desde tiempos prehistóricos. Los hallazgos más antiguos son unas cerámicas neolíticas datadas en el año 3000 a. C. Los poblados conocidos pertenecen a la Edad del Cobre (2000 a. C.) mientras que las pinturas rupestres (del denominado arte esquemático) así como la gran mayoría de hallazgos son de la Edad del Bronce (de unos 1000 años a. C.). Es especialmente relevante el yacimiento de El Solapo del Águila, en el Corral de Muñecas, que tiene la mayor concentración de pinturas rupestres del parque.En estos lares el número siete tiene especial relevancia siendo una constante en la zona: los siete milagros de San frutos, las siete puertas de Sepúlveda, la cueva de los Siete Altares, etc.
(Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica