miércoles, 13 de noviembre de 2013

El yacimiento arqueológico de la Fuente de la Mora, Leganés

Nos acercamos a un yacimiento arqueológico en el que no ha aparecido ninguna manifestación de culto o elemento sacro, temática principal de este blog, que sea motivo de esta ficha. Lo que nos mueve una vez más es la propia toponimia, pues, este lugar de Leganés, junto al arroyo Butarque, conocido como Fuente de la Mora, nos trae lo que puede ser un ejemplo mitológico más del término mora, lo que serían las mouras de la mitología gallega o mari y mairu de la vasca, que también tiene huellas en el ámbito castellano, cual es el caso. Como ya he dicho en distintas entradas, también se cree -así lo explica Juan García Atienza- que esta abundante toponimia hacía referencia a los tiempos de dominación musulmana, pues cuando era de conocimiento público la existencia de un lugar habitado en el pasado, existía la costumbre de atribuirlo a "tiempo de moros", como calificativo que otorgaba una gran antigüedad, siendo, en la mayoría de los casos de incluso un pasado mucho más lejano. Creo que ambas interpretaciones no tienen por qué ser excluyentes; en algunos casos estos topónimos podrían nacer por uno u otro motivo.
Describiendo el yacimiento en cuestión, descubierto hace más de 10 años durante la construcción de la M-45, infraestructura que arrasó en gran parte el propio enclave, presenta distintos niveles de ocupación que van del Calcolítico, al Bronce Medio y Final, a la II Edad del Hierro, a la época alto y bajo imperial romana y al periodo visigodo. En nuestro texto fuente de hoy se hace referencia a su etapa de ocupación durante la II Edad de Hierro o carpetana, pues los carpetanos eran los oriundos de estas tierras durante la segunda mitad del I Milenio a. C.
Como triste anécdota, tenemos que informar de que, si bien no hay ninguna evidencia sacra de la Antigüedad o de la Prehistoria en este lugar, como ya se ha dicho, sí existía una ermita del siglo XVI -la Ermita de San Juan de Overa- que ha sido derribada recientemente por los propietarios de esta finca, lo cual supone un claro atentado contra el patrimonio histórico que ha sido denunciado por una plataforma ciudadana de Leganés. Quede desde aquí hecha también mi propia denuncia. Una vez más, una solitaria ermita era testigo de un antiguo lugar de ocupación humana.

Poblado carpetano -izquierda-, cabaña circular calcolítica -derecha-, Fuente de la Mora - Leganes. http://elmadridmedieval.jmcastellanos.com

*Fuente: Leganés, cinco siglos de transformaciones en el espacio urbano. Universidad de Alcalá y Escuela universitaria arquitectura técnica Guadalajara.

Los intercambios regionales propiciaron la tendencia a agruparse en grandes unidades culturales y políticas, de tal manera que posiblemente estos poblados se integraron en el área de influencia de los carpetanos que desde e siglo III poblaron ciudades como Toletum (Toledo). A esta cultura también perteneció el asentamiento de la Finca de La Mora, donde se localizaron restos de un pequeño poblamiento datado a finales del siglo III a.c. rodeado por un foso de carácter defensivo que a su vez facilitaba el suministro de agua para las cabañas mediante un pozo ubicado en el interior del recinto. También presentaba numerosos silos subterráneos con granos fosilizados, molinos y morteros, lo que hace creer que pudiera ser centro de un área comarcal mas extensa. Este núcleo desapareció en el siglo I a.c., tiempo del que datan los materiales más modernos encontrados, coetáneos a otros restos carbonizados que parecen explicar el fin del asentamiento por un ataque invasor, coincidente en época con los primeros tiempos de ocupación romana.

Ermita de San Juan de Overa en los años ochenta del siglo XX - PLATÓ 2000, S.L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica