jueves, 27 de marzo de 2014

Los Amanaderos de Riodeva y el río Deva, Riodeva

Gracias a una publicación de Daniel Salmador he conocido un nuevo río llamado Deva, que se suma a los dos ya conocidos: uno cántabro-astur y otro guipuzcoano. Según se dice de la diosa Deva, en relación al río cántabro-astur, sería la Diosa Madre cántabra, relacionada con las aguas, de ahí que se le consagraran distintos ríos; pero, visto el ejemplo que hoy traemos, de la comarca Comunidad de Teruel, podríamos encontrarnos ante una diosa con influencia en amplias zonas de la península. La diosa ha dado nombre a este corto río aragonés, que, a su vez, ha bautizado a la población de Riodeva. En este municipio existe además un paraje conocido como los Amanaderos de Riodeva, digno de diosas y de dioses, un paraje natural majestuoso del que queremos dejar constancia en este espacio. Entre las distintas cascadas y saltos de agua que se dan en los Amanaderos existen algunos con nombres como el de la Cascada de las Ninfas, otras divinidades relacionadas con el agua. En relación a este último caso, seguramente dicho calificativo sea mucho más reciente que del momento en el que eran objeto de culto; aunque, quién sabe.



*Fuente: turismocomarcateruel.com

Uno de los lugares más sobresalientes del municipio, por su calidad paisajística, es el Barranco de los Amanaderos, situado a unos 6 kilómetros del núcleo urbano por una pista forestal. La zona se conoce como los Amanaderos de Riodeva, debido a que en este lugar mana el río Deva. Este río desciende vertiginoso por todo el barranco de los Amanaderos, hasta su término en el molino Montereta; un recorrido total de 10 kilómetros, que presenta un perfil longitudinal con una fuerte pendiente, pues, en tan sólo 5,5 kilómetros, se alcanza un desnivel de 500 metros. Como consecuencia de este desnivel, se originan espectaculares cascadas y saltos de agua, entre los que destaca, por su belleza y fácil accesibilidad, el conocido como "El Salto de la Yegua", de 22 metros de caída, y que se encuentra al principio del barranco.
A este salto le siguen otras caídas, en total hay 13 saltos de agua, a continuación se citan algunos de ellos:

-la cascada de las ninfas, de 24 metros
-el salto Polainas, de 9 metros
-la caída de San Lorenzo o Virgen Blanca, de 48 metros
-el salto de los Carlistas
-el salto de Pedro Pérez, de 20 metros
-el salto Montereta, de 10 metros

Además de estas caídas de agua, también existen Cuevas a lo largo del recorrido, como es la "Cueva Sebastián".
El paisaje que ofrecen los saltos de agua del río Deva, se encuentra potenciado por una rica y variada vegetación, dominada por un denso pinar de pino rodeno en la parte más alta del recorrido del río, que va desapareciendo aguas abajo, y da paso a un matorral mediterráneo en que destacan elementos como tomillo, romero y lino.

Este lugar está catalogado como Punto de Interés Geológico, por su geomorfología.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica