viernes, 26 de septiembre de 2014

El Castaño de la Raia, Rihonor de Castilla-Pedralba de la Pradería y - Rio de Onor-Braganza

Despedimos la semana con nuestra habitual "sección" arbórea. En nuestra veneración por los árboles, hoy nos toca hablar de un magnífico ejemplar de castaño situado en la frontera entre España y Portugal, en concreto, en una población que ha quedado dividida en dos por los caprichos de la historia, por la artificial división entre los Estados. Esta población es Rihonor de Castilla, en la parte del Estado español, y Rio de Onor, en la del Estado portugués, pero en realidad, estamos hablando de la misma población. Hace pocos meses pudimos visitar esta bella población y, pese a que dicha línea invisible ha creado un pequeño espacio, entre la parte portuguesa y la española, cruzado por el río y cubierto por huertas, el castaño del que hablamos, el Castaño de la Raia, sirve de nexo de unión entre los vecinos de una y otra parte. En la plaza del pueblo portugués, Rio de Onor, un moral y una morera, también han tenido una gran importancia para la comunidad que este valle habita, a uno y otro lado de la raya. El denominado "cronista de los árboles", Ignacio Abella, nos habla sobre ello.

En medio se puede apreciar el Castaño de la Raia - Foto: Google


*Fuente: Ignacio Abella

Si al viajero se le ocurriera emular las andanzas de Saramago en su “Viaje a Portugal” y decide visitar la aldea hispano lusa de Rihonor de Castilla o Río de Onor, encontrará, en mitad del pueblo, la frontera o “raia”. Y, justo al lado de la carretera, el Castaño de la Raia, en el que (realidad o leyenda) los vecinos de amabas partes, se reunían para tratar asuntos comunes.
Unos pasos más allá, ya en el lado portugués, crecen en la pequeña plaza junto al río, desde hace al menos un siglo, un moral blanco y un moral negro, cuyas copas y follajes se encuentran y confunden… A sus pies se hacía la fiesta y el baile en el que se encontraban también mozas y mozos españoles y portugueses.
Y es que el patrimonio de árboles históricos europeos es, en gran parte, un legado de tradiciones, de encuentros y de acuerdos al pie de los viejos árboles, que hicieron las veces de testigo, templo y casa de justicia, entre otras muchas funciones… 
En efecto, a un lado y a otro de esa “raia”, invisible pero de una realidad aplastante en muchos aspectos, vemos una misma cultura y un parecido paisaje, presidido por “amoreiras” o morales que, desde el mismo centro de cada pueblo, en la plaza o junto a la iglesia, han sido centro social, geográfico y espiritual de las parroquias o los territorios de su jurisdicción.

Rio de Onor - Foto: Iberia Mágica


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica