lunes, 17 de noviembre de 2014

La cripta y la piedra de Justo y Pastor, Alcalá de Henares

Hace casi cinco años nos acercamos en este blog a Barcelona para hablar de la anterior existencia de un templo a Mitra en la ubicación de la iglesia barcelonesa de Sant Just i Pastor, además de mencionar la identificación que se hace, de los "Santos Niños" con el culto a Cástor y Pólux, es decir, se viene diciendo que los primeros suponen la cristianización de los segundos. Ya Modesto Lafuente en su "Fray Gerundio: periódico satírico de política y costumbres" nos cita, en 1839, a ambas parejas de hermanos, aunque no nos diga mucho, más allá de nombrarles de seguido: "...Pero estos otros dos Gavirias de que hoy me toca hablar no son toros como los seis de la capillada última, sino dos niños como dos soles; como quien dice Castor y Polux, ó San Justo y Pastor".
Sin entrar en el rico mito griego de Cástor y Pólux, los conocidos como Dioscuros, algo que no se podría tratar en breves fichas como las de este blog, diremos que en nuestra visita de ayer a Alcalá de Henares, pudimos acceder a la cripta dedicada a los Santos Niños Justo y Pastor de la Catedral-Magistral, que toma su nombre, de los Santos Niños Justo y Pastor. Nos llamó la atención la piedra existente en la cripta, sobre la cual, según el mito o la leyenda cristiana, los Santos Niños fueron decapitados. De manera similar a la piedra de la Capilla de la Descensión de la catedral de Toledo, ésta se encuentra custodiada tras una reja y sendas lápidas.
La piedra, según la propia tradición, ocupa además el lugar exacto sobre el que se encontraba originalmente y sobre el que se construyó posteriormente un templo cristiano, lugar que ocupa la propia Catedral-magistral de Alcalá de Henares. Estos santos, naturales de la actual población de Tielmes, según se dice, no sabemos si sustituyendo a los Dioscuros, reciben culto en 11 templos, dos de ellos catedrales (la de Alcalá de Henares y la de Narbona, en Francia).
Se cuenta que sus restos, tras la invasión musulmana, fueron llevados a Huesca y Burdeos, para regresar en 1568 una parte -la mayor parte sigue en Huesca- a Alcalá de Henares, donde actualmente se encuentran custodiados en un arca de plata del siglo XVIII.
La sacralización de la piedra, en lo que parece una continuación del ancestral culto a la piedra, algo tan precristiano o pagano, nos llamó la atención.

Piedra sobre la que, según la leyenda, fueron decapitados Justo y Pastor - Foto: Iberia Mágica

*Fuente: cartel explicativo de la Cripta de la Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor de Alcalá de Henares

Esta cripta guarda la memoria del lugar del martirio de los Santos Niños Justo y Pastor, patronos de la diócesis de Alcalá de Henares, martirizados bajo la persecución del emperador Diocleciano, a comienzos del siglo IV, en el Campo Laudable, a las afueras de la ciudad hispano-romana de Complutum.
En el arca de plata -obra de los hermanos Zureño (1702)- se custodian las reliquias de los mártires, que el 7 de marzo de 1568 regresaron a este templo desde Huesca. Frente al arca, la piedra sobre la que según la tradición fueron decapitados.


Arca de plata en la que se guardan, como reliquia, parte de los restos de los Santos Niños - Foto: Iberia Mágica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica