viernes, 23 de octubre de 2015

Ruinas de Ermita de Santa Marina, Membrío

Continuamos en tierras extremeñas, no demasiado lejos de Ahigal, donde estuvimos ayer, para citar otro ejemplo de ermita alejada de la población, en ruinas y consagrada, igualmente, a Santa Marina. Se encuentra, en concreto, en el paraje conocido como Tomellosa. No es mucho lo que podemos decir sobre las ruinas de la Ermita de Santa Marina de Membrío, población de la comarca de Valencia de Alcántara, pues son muy pocas las informaciones que hemos encontrado sobre ella. A pesar de ello, hemos decidido dedicarle una ficha, o más bien una humilde mención, pues consideramos que quizás nos encontremos ante un caso muy similar al tratado sobre la ermita ahigaleña. Dicho lo cual, hemos de afirmar que no hemos oído que existan restos en sus alrededores que atestigüen antiguos asentamientos o antiguos cultos sobre el lugar, más allá de la existencia de una fuente del mismo nombre (de Santa Marina), con lo que volvemos a comprobar como un manantial ha vuelto a ser sacralizado con la construcción de un templo en su cercanía. Que los cultos en este enclave vengan de tiempos precristianos es algo que no sabemos, pero que tras el nombre de dicha santa ya vimos que en muchos otros lugares se esconden antiguas divinidades paganas es una clara evidencia, por lo que no sería extraño que pudiéramos encontrarnos ante un caso similar.

Ruinas de la Ermita de Santa Marina, Membrío - Foto: Amigos del Patrimonio, pueblos-espana.org

A pesar de que hemos dicho que en los alrededores de la antigua Ermita de Santa Marina no nos consta la existencia de restos arqueológicos, más allá de las ruinas del templo, hemos de decir, como curiosidad histórica, que muy cerca del casco urbano de Membrío se hallaron unos sarcófagos antropomorfos que han sido calificados como similares a "los hallados en necrópolis célticas", en una afirmación más que dudosa, pues los pueblos celtas o celtizados, que se sepa, como regla general, incineraban a sus cadáveres, utilizando urnas funerarias, y no sarcófagos antropomorfos, donde depositaban las cenizas que después enterrarían con la urna. El uso de los sarcófagos antropomorfos no comenzó a extenderse hasta la llegada del cristianismo, ya fuera durante el periodo romano primero o el visigótico después.

Fuente de Santa Marina, Membrío - Foto: Amigos del Patrimonio, pueblos-espana.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Tweets por @IberiaMagica