lunes, 16 de noviembre de 2015

Pinturas rupestres de Minateda, Minateda-Hellín

Muy cerca del famoso Tolmo de Minateda se encuentran las Pinturas Rupestres de Minateda, junto al Arroyo de Tobarra, igualmente, en el municipio de Hellín, que da nombre a la propia comarca de Campos de Hellín. Existe un gran número de representaciones -el Abrigo Grande tiene unas 400 figuras-, de las cuales algunas han sido restauradas, aunque un buen número de éstas están casi invisibles a causa de una capa de carbonato cálcico que las recubre. Entre las figuras existen zoomorfos: ciervos, toros, caballos y cabras; pero también representaciones humanas como grupos de mujeres con largas faldas, una mujer con un niño de la mano, además de arqueros y cacerías de ciervos. Las pinturas están fechadas entre el 6.000 y el 1.500 a. C., y forman un importante grupo dentro del arte Levantino y esquemático.

Mujer con un niño de la mano - Foto: lacerca.com

Las pinturas fueron descubiertas para la ciencia por Juan Jiménez Llamas, quien trabajó con el más reputado estudioso de pinturas rupestres del momento, Henri Breuil, quién, tras carta de Federico de Motos, supo de ellas y también las estudió. Estas pinturas provocaron un gran interés por la gran cantidad de representaciones, así como por su variedad temática y estilística. Se dividen en cinco abrigos, siendo el Abrigo Grande el conjunto más importante.
Contemplar el arte de nuestros antepasados plasmado en un abrigo o en una cueva es uno de los actos más emocionates que se pueden sentir en esta vida. En ellas se plasmaban las inquietudes, los sentimientos y la trascendencia de estas gentes de la Prehistoria que sacralizaban, seguramente, en la mayoría de los casos estos espacios.

En el cerro del fondo, en lo alto, se puede apreciar el Abrigo Grande - Foto: turismo.lacerca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica