lunes, 16 de noviembre de 2015

Un posible topónimo del dios Airón, Villarino de los Aires

Volvemos a Villarino de los Aires, población de Los Arribes del Duero que visitamos para conocer su santuario rupestre prerromano de El Teso de San Cristóbal. Hoy lo hacemos para lanzar una hipótesis, que, como en otros casos, relaciona a un topónimo con un teónimo. En este caso enlazamos a Villarino de los Aires con el dios Airón, conexión ya apuntada cuando hablamos de la población portuguesa de Airães, perteneciente al concello de Felgueiras, en el Distrito de Oporto, aunque se habla también de otros supuestos aún no traídos a esta página, pero que más tarde o más temprano mencionaremos, como la población castellana de Ayllón, en la comarca de Tierras de Riaza. Es evidente, que el genitivo asociado al nombre de este pueblo, 'Aires', sería el plural de uno de los conocidos como "cuatro elementos"; desde este punto de vista, no habría ningún misterio, pero es de sobra conocida la gran deformación de muchas palabras a lo largo del tiempo, convirtiéndose algunas de ellas en homónimos de otras, pero no significando, ni encontrando el origen en una misma realidad. De este modo, pudiéramos encontrarnos ante un caso similar; así, estamos no lejos de la famosa cascada del Pozo Airón, en Pereña de la Ribera, lo que podría suponer una pista en dicha dirección. Hay que decir también que el término 'Villarino', proveniente del diminutivo de "villa" del dialecto asturleonés conocido como ribereño, propio de la comarca de La Ribera, muchas veces supone una pista en cuanto a la búsqueda de antiguos poblamientos, así, en muchas ocasiones, un topónimo como villarino, villar, villarejo, etc, son la prueba de encontramos ante una antigua población. Esto nos haría ver que, quizás, en el caso de Villarino de los Aires estemos igualmente ante una población que pudiera hundir sus raíces en los tiempos en los que este antiguo dios aún recibía culto. Como curiosidad diremos que el escudo de la ciudad ostenta, en su mitad izquierda, un barco y un río, que evidentemente es el río Duero encajonado en un triángulo invertido que serían los propios barrancos de los arribes entre los que transcurre encajonado el río, pero que bien pudieran se, igualmente, una metáfora de un "pozo airón" cuya vista se va estrechando y perdiendo hacia sus profundidades.
Queda abierta una puerta a esta arriesgada especulación y acompañamos con una descripción extraída de la propia Wikipedia describiendo los atributos de esta divinidad.

Imagen aérea de Villarino de los Aires - Foto: Foto: ayuntamiento.org

*Fuente: Wikipedia

Airón fue un dios indígena que estaba arraigado en Hispania antes de que los romanos emprendieran su conquista. Este dios, cuyo culto fue respetado por los romanos, se relaciona con aguas profundas (ubicadas en pozos y lagunas) y también con simas, por lo tanto hay una relación directa entre Airón y el inframundo.

Como dios del inframundo, Airón ofrece un doble aspecto, positivo y negativo, lo que viene a equivaler a la cara y la cruz de la misma moneda. En su aspecto positivo Airón es el dios de la vida, pues del inframundo emerge el agua (fuente de vida) y la vegetación. En su vertiente negativa, Airón se nos manifiesta como el dios de la muerte, pues el inframundo era el lugar a donde se consideraba –en las religiones precristianas- que iban a parar las almas de los muertos, tanto los que habían llevado una vida ejemplar como los que habían cometido los más graves delitos aunque, una vez en el inframundo, allí cada cual recibía un trato diferente según hubieran sido sus obras en esta vida. El pozo de agua inagotable o la laguna insondable en realidad son una metáfora que significa el canal que comunica el inframundo –o mundo de los muertos de donde no se puede salir- con la tierra habitada por los hombres y con el cielo donde se suponía que moraban los dioses.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica